Santo Domingo, una ciudad impregnada de historia, cultura y diversión

La ciudad de Santo Domingo, capital de la República Dominicana, es rica en cultura e historia. La alegría de su gente, sus hermosas zonas históricas y su diversidad de esparcimiento, la convierten en la ciudad preferida de los extranjeros que visitan este país caribeño.

Santo Domingo fue la segunda ciudad instituida por los españoles y fue conocida por ser el lugar del primer asentamiento de los españoles en América, este primer asentamiento se remonta a 1493. La ciudad de Santo Domingo fue fundada por Bartolomé Colón el 5 de agosto de 1496 en la margen oriental del río Ozama. En 1502, fue destruida por un huracán y el nuevo gobernador, Nicolás de Ovando, reconstruyó la ciudad en un sitio cercano. La ciudad que fue fundada en ese entonces es lo que hoy se conoce como la Zona Colonial. La ciudad es llamada Santo Domingo en honor a Santo Domingo, quien fue el patrono de Dominico Colombo.

Santo Domingo, debido a su ubicación geográfica, se caracterizó tras su fundación por ser punto de interés de exploradores, por lo que fue llamada «La Atenas del Nuevo Mundo». En esta localidad, se encuentra la primera universidad establecida en América, la Universidad Autónoma de Santo Domingo, así como la primera catedral de América. En 1821, se convirtió en la capital del Estado Independiente del Haití Español debido a la ocupación haitiana, pero el 27 de febrero de 1844 fue el lugar donde se declaró la independencia, mediante la cual República Dominicana se convirtió nuevamente en una nación libre. En 1992 se conmemoró el 500 aniversario, el quinto centenario del Descubrimiento de América. En Santo Domingo Este fue construido el Faro a Colón con un costo aproximado de 400 millones de pesos.

Cuenta una superficie total de 91.58 kilómetros y según el X Censo Nacional de Población y Vivienda 2022 alberga un total de 2,769,589 de habitantes

La provincia de Santo Domingo fue creada el 16 de octubre de 2001, durante el gobierno de Hipólito Mejía, mediante la Ley 163-01, al ser separada del Distrito Nacional. En aquella época, se buscaba optimizar los servicios presentados a la población.

Una de las grandes divisiones que ha experimentado Santo Domingo fue tras la creación del Distrito Nacional. De 1844 a 1932, perteneció a la Provincia de Santo Domingo, en 1932 cuando la provincia de Santo Domingo se dividió en dos se convirtió en la Provincia Nacional. En 1935 pasó a ser Distrito Nacional y al año siguiente sería renombrado Distrito de Santo Domingo, retornado a la denominación previa en 1955.